Trabajo

Además de las profesiones en las que se fuerza la visión cercana debido al uso de dispositivos digitales, existen profesiones en que resulta fundamental la correcta protección de la zona ocular con el fin de preservar a los ojos de posibles lesiones.

Una de las mejores formas de protección suelen ser gafas que protejan toda la zona ocular, con distintas características en función de la actividad laboral a realizar. Una iluminación deficiente puede contribuir a la aparición de fatiga visual y otros trastornos visuales y oculares. El nivel de iluminación mejora las características de la capacidad visual, fundamentales para el desarrollo de un trabajo: agudeza visual, sensibilidad al contraste y rapidez de percepción.

El uso de fuentes de iluminación LED está creciendo de manera exponencial tanto en iluminación, dispositivos de uso personal y doméstico, smartphones, pantallas de ordenador, etc. Su alto contenido de radiaciones de banda azul puede ser dañino para el sistema visual a medio plazo por lo que es recomendable el uso de gafas con tratamientos y filtros específicos UV/Azul.